Mazatlán Villa de Flores

Mazatlán Villa de Flores, está ubicado al norte del estado de Oaxaca, sobre la imponente sierra Madre Oriental; forma parte de la microrregión denominada erróneamente por el oficialismo como “Sierra Mazateca” .

” . Es uno de los 19 municipios existentes en la parte alta de las crestas montañosas . En este Municipio se produce un mosaico de microclimas y ambientes que lo distingue del resto de los municipios de la región: encontramos en la parte alta a 2800 metros sobre el nivel del mar -en el que colinda con los municipios de San Lucas Zoquiapan y Huautla de Jiménez- un clima frío y bosques de niebla, en esa zona están asentadas las comunidades de Agua Duende, Igualeja, Soyaltitla, la raya, Llano Largo, y San Pedro de los Encinos; la precipitación pluvial que se registra va de dos a cuatro mil milímetros anuales con lluvias que permanecen la mayor parte del año; los bosques de coníferas que aún se mantienen con vida es raquítico, permanece principalmente el encino y Liquidámbar; estos bosques con el pasar de los años se ha ido destruyendo, según datos del H. Ayuntamiento municipal del período 1993-1995, las reservas del bosque alcanzan la cifra alarmante de 500 hectáreas, esto dimensiona que la mayor parte del territorio municipal ha sido deforestado, no existiendo hasta la fecha algún plan para frenar ese proceso que se revierte en la carencia de agua ; la sequía y la erosión producto de esta deforestación es más visible en las comunidades ubicadas en la cordillera localizada en la parte poniente de la cabecera municipal, es igualmente una zona alta, con paisaje de niebla, la altura que alcanza es de 2500 metros sobre el nivel del mar en las que subsisten las comunidades de Nogaltepec, Pochotepec, La Toma, Loma Delgada, Capulín y Naranjo, Naranjo, Cruz de Plata, Peña Blanca, Loma Celosa, San Vicente, Santiago el Mirador, Cacalotepec, y el Manzano, El Caracol, Llano Teotitlán, Las Minas, Salina Cruz, La Laguna, en este micro clima el ambiente se ha transformado al destruirse por completo los bosques, atrayendo una serie de problemas para sus habitantes; por otro lado, la zona conocida por los mazatecos como parte baja en la que se encuentra la cabecera municipal, Malangar, Platanillo, El Progreso, El Sabino, Piedra de León y el Corral, al ubicarse estas en la pendiente que va hacia el río santo Domingo, predomina un clima cálido, conforme se desenvuelven las faldas de la montaña y se avanza hacia el cañón Santo Domingo el clima se convierte en un ambiente tropical seco con problemas graves de sequía y producción, en este otro microclima habitan las comunidades de Trapiche Viejo, Cacahuatlán El Relámpago, Los Reyes, Buenavista, San Pedro, San Simón Coyoltepec y Loma Grande; estos microclimas convierten a Mazatlán en un Municipio de contrastes que lo hacen diferente a los 18 municipios restantes de la Mazateca alta; si bien la sequía comete estragos en la población, hasta ahora la escasez de agua no es tan alarmante como ocurre en los municipios de Tenango y Huautla de Jiménez; con el tiempo los mazatecos han desarrollado técnicas de aprovechamiento de los escurrimientos naturales para sobrevivir; la preocupación se origina en los miembros de la Asamblea y sus autoridades al percatarse de la destrucción creciente de sus únicas reservas boscosas en la parte alta, colocándolos en situación vulnerable si proyectamos el futuro de este pueblo hacia los próximos cincuenta años.



Mazatlán ahí se sostiene, en una frágil economía y endeble seguridad, provocada por un grupo de choque armado que busca desarticular su proceso político; existe en un espacio territorial definido, conserva su historia y sus propias aspiraciones; lo que se ignora - y se está en esas indagaciones para explicarse - cuál es el origen de este pueblo que el poder considera rebelde por no alinearse políticamente a sus designios. Esta misma pregunta se la hacen constantemente los mismos mazatecos, veremos algunos datos que puedan crear un hilo conductor que en el futuro nos lleve a nuevas investigaciones y resultados: Su nombre se deriva de la lengua Náhuatl, puede tener dos significados: el lugar donde abundan los venados o el cerro donde abundan las piñas; según documentos escritos posterior a la conquista, ubican con ese nombre. Desde la época colonial se le identificaba como San Cristóbal Mazatlán ; así se conservó hasta el veintidós de septiembre de mil novecientos veintisiete: durante el gobierno de Genaro Vázquez, el Congreso del estado decreta la elevación de Mazatlán a la categoría de Villa, con el nombre de Mazatlán Villa de Flores. Muchos años después, al haberse decretado por parte del Estado Vaticano la exclusión de la lista de los santos oficiales a San Cristóbal, la propia Iglesia Católica desplaza a ese santo como patrón del pueblo. Por el lado civil y religioso, se desaparece ese nombre; no ocurrió lo mismo para los mazatecos quienes siguen guardando ferviente respeto a éste santo. Indagando en algunos documentos antiguos existentes en lo que hoy queda del Archivo municipal, nos daremos cuenta que ese fue el nombre oficial por cientos de años. <